sábado, 26 de enero de 2013

IGLESIA DEL SANTÍSIMO CRISTO (Santander)

La iglesia del Cristo,es el monumento más antiguo de la ciudad en ella se encuentran los restos de los Santos Mártires:San Emeterio y San Celedonio, patronos de la ciudad.
Está situada en pleno corazón de la ciudad de Santander, formando parte del Monumento Histórico conocido como "Catedral de Santander" formado por dos iglesias superpuestas. 

                                                 

La Iglesia del Cristo es la Inferior, a veces mal llamada "Cripta de la Catedral", puesto que tiene ventanas y para acceder a la iglesia hay unas escaleras de subida, cuando para acceder a una cripta hay que descender.

Está situada sobre un alto o promontorio. Este promontorio fue el entorno elegido, desde tiempos remotos por los pobladores de este lugar.
  • Hay vestigios de un Castro
  • Desde el Siglo I al IV de nuestra era los romanos establecieron aquí la ciudad "Portus Victoriae"

Y desde finales del siglo VIII sobre las ruinas de los romanos se construye EL MONASTERIO dedicado a los santos mártires. Concretamente el horno de las termas romanas fue reutilizado como tumba para guardar los restos de San Emeterio y San Celedonio.
            
De modo que nuestra iglesia del Cristo ha pasado por varias categorías a saber:
  • MONASTERIO, este fue derribado para levantar la abadía.
  • ABADÍA,a partir del S. XII
  • COLEGIATA a finales del XII (1187) cuando el rey Castellano Alfonso VIII concede el fuero refundador a la población santanderina.

La Iglesia alta se cree que estaría en construcción entorno a 1230, y debió concluirse en el último tercio del S.XIV
  • CATEDRAL: debieron pasar varios Siglos hasta que reinando Fernando VI,el Papa Benedicto XIV convirtió a la colegiata en Catedral, ya estábamos en el año 1754.

Convertida la colegiata en Catedral se reorganizaron las funciones a desempeñar, convirtiéndose la Iglesia baja en 1876 en PARROQUIA DEL SANTÍSIMO CRISTO.    

Pero vamos a volver a la Iglesia baja, la ABADÍA que se estaba construyendo en 1217 por el abad Juan Domínguez, en estilo románico.

Justo antes de atravesar el pórtico, podemos ver un escudo que nos indica que la abadía era de patronato real . Aparecen castillos y leones separados y flores de Lís, lo que indica que en este momento Castilla y León aun no se habían unificado en la persona de Fernando III, y las flores de Lis eran el emblema de la reina Berenguela.
                                         (Prueba de que Castilla y León aún no estaban unidos)
Ya dentro del pórtico vemos en los arcos de crucería de sus bóvedas dos de las claves originales que se conservan, ambas reproducen escudos heráldicos, uno de ellos de la familia de los Escalante y el otro parecen ser las armas de Dº Enrique (1228-1304) hijo de Fernando III el Santo.

¿Por qué un escudo de Enrique,el hijo del rey Fernando III "el Santo"?. Porque quien pagaba la obra era el rey y además en ese momento el Abad era otro hijo del rey, el abad Sancho.      




Siguiendo en el atrio, nos encontraremos dos puertas. Al este, la del perdón, con una rica decoración con alusiones al libro del Apocalípsis, que se abría únicamente los años de Jubileo y peregrinación a la tumba de los Santos Mártires Emeterio y Celedonio.  Esta puerta estaba tapiada y gracias a la labor de Dº Joaquín Echegaray y de J. Luis Casado Soto fue recuperada y restaurada durante el proceso de recuperación arqueológico llevado a cabo en 1980. 


En esta puerta del perdón fechada en los comienzos del S. XIII, los capiteles tienen una gran riqueza escultórica con elementos vegetales y símbolos del mal como dos "arpías"(cabeza de mujer y cuerpo de ave) y en el contrafuerte que soporta el muro hay un "heraldo" tocando la trompeta, lo que nos indica que desde esta puerta se llamaba a los fieles a oración. 

En la antigua abadía, además de guardar desde el S.VIII los restos de los Santos Mártires, se conservaba un fragmento del "Lignum Crucis" donado por Alfonso VI y por lo que se celebraba cada cierto tiempo un año jubilar.   
                                                                                                             
Y al Oeste, la puerta principal de acceso al templo. Abocinada con arquivoltas sobre cuatro columnas y con decoración vegetal.
                                                                                                                                                                                                                                                         






Ya no se celebran jubileos,pero siguen estando las reliquias de San Emeterio y San Celedonio, además del trozo más pequeño de la Cruz de Cristo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario