viernes, 7 de junio de 2013

IGLESIA DE SANTA LUCÍA





                   IGLESIA  DE  SANTA  LUCÍA  EN  SANTANDER


La Parroquia de Santa Lucía, se encuentra en pleno centro de la ciudad. Detrás de la Casa de los Arcos de Botín, en la Plaza de Pombo y al lado de la Plaza de Cañadio, conocida por ser la zona de moda de "marcha" juvenil.

El diseño de la iglesia se debe al arquitecto Antonio Zabaleta, quien fuera arquitecto del ayuntamiento santanderino desde 1838 hasta 1842. Zabaleta fue también el autor del Mercado del Este y de la Casa de los Arcos de Botín.

La primera piedra de la iglesia se puso el 18 de Septiembre de 1854.

La iglesia de Santa Lucía, por su monumentalidad, fue sede episcopal de la diócesis de Santander, desde el año 1941 hasta 1953, tiempo que duraron las obras de reconstrucción de la Catedral, debido al gran incendió  que destruyó todo el centro de la ciudad, y casi la totalidad de la Catedral santanderina.

La iglesia de Santa Lucía fue declarada Bien de Interés Cultural en 1987.



ORIGENES

La iglesia aparece como una necesidad,  debido a  que el número de iglesias  había disminuido, por el cierre de conventos que supuso la Desamortización de Mendizabal (1836).

Además la ciudad estaba creciendo económica y urbanísticamente, por lo que la población reclamaba una gran iglesia en esa zona de la ciudad.

Siguiendo las trazas de Zabaleta, se pone la primera piedra en 1854, reinando en España S.M. la Reina Dº Isabel II de Borbón, siendo Papa de la Iglesia Católica Pio Nono, y obispo de Santander D. Manuel Arias Teijeiro de Castro

Comienzan las obras, siempre con dificultades económicas y sufragadas con donativos por lo que se alargan en el tiempo hasta que el día 24 de Junio de 1868 se inaugura

La inauguración se celebra con una misa solemne a las once de la mañana, a la que acude el Sr Alcalde, D. Juan Pombo y todo el Iltmo. Cabildo.

La Capilla de música de la Catedral, cantó la misa compuesta por D. Víctor Redón que era quien dirigía y acompañó con el armónico.

La iglesia se inauguró pero aún faltaban por hacer el Altar Mayor, el pórtico y la torre. Han de pasar años hasta que en 1889 puede darse por concluida la iglesia.

TORRE, PÓRTICO Y ESCALINATA

En 1872, el arquitecto D. Atilano Rodríguez se encarga de la obra del Altar Mayor, escalinata y balaustrada. En 1873, se construye el coro y en 1886 se hacen las obras de torre y pórtico,que concluirían en 1889.

La torre no se hace siguiendo el diseño de Zabaleta, pues había quedado empobrecido en comparación con el resto del templo, y se levanta una torre de más categoría. Tiene dos cuerpos, cúpula de zinc y los vanos alargados van cerrados por unas persianas forradas de zinc que impiden ver las campanas que albergan en su interior. Y adornada con varios relojes

Las campanas salieron de los talleres de Trasmiera, de manos del Maestro Campanero Manuel Ballesteros y Lastra, que tenía su taller en Meruelo (por cierto, abuelo del golfista Severiano Ballesteros). Pero estas ya no son las que suenan actualmente.

El pórtico si sigue el diseño de Zabaleta, de estilo clasicista siguiendo los modelos italianos, con columnas jónicas y gran escalinata de entrada.


                              Atrio de entrada y escalinatas


EL  INTERIOR

La iglesia tiene una nave central, ábside semicircular y capillas laterales. En la bóveda del crucero aparecen los símbolos de cuatro ordenes religiosas: Carmelitas, Dominicos, Franciscanos y Jesuitas.

El cuadro de Santa Lucía, sobre el altar, es obra de Ratier. El Cristo de la Agonía, en el presbiterio, de Daniel Alegre y el primitivo órgano de 1881, fue sustituido en 1923 por otro del prestigioso taller de Cavaille-Coll y Mutín de París.

Tiene rasgos muy renacentistas, los muros se cubren de mármol de colores, el arco triunfal y las bóvedas se cubren con decoración de grutescos (pintura renacentista) las arcadas de las naves laterales se apoyan en pilastras.

Capilla de Santa María

A la izquierda del presbiterio se encuentra la Capilla de Santa María, cuyo mecenas y fundador fue D. Emilio Botín Sanz de Sautuola, quien mandó hacerla para honrar la memoria de su madre, Doña María Sanz de Satuola (descubridora de las cuevas de Altamira)

El proyecto de la Capilla lo realizó, el arquitecto D. Javier González Riancho y Gómez (conocido por ser autor de obras como El Palacio de la Magdalena o el Hotel Real). Comenzó la obra en 1953 y acabó en 1955, de manos de D. Javier González Riancho y Mazo, hijo, pues su padre ya había fallecido.

En la Capilla de Santa María hay una bella talla de Santa Lucía, obra de Daniel Alegre, y la imagen de la Virgen de las Victorias o del Rosario, talla de Bellver.



                            Interior de la iglesia ya restaurada


RESTAURACIÓN DE SANTA LUCÍA

En 1978 se incorpora a esta iglesia un nuevo párroco, D. Vicente Renero y es  durante su ejercicio parroquial, cuando se han llevado a cabo las más importantes obras.

D. Emilio Botín Sanz de Sautuola, propuso a D. Vicente, la restauración total de la iglesia a su costa, como ya había hecho con la Capilla de Santa María.

Se hace cargo de la restauración, el posiblemente mejor arquitecto del momento, D. Fernando Chueca Goitia, catedrático de arquitectura, comenzando los trabajos en Julio de 1987 y el 8 de diciembre de 1988 se inaugura el templo completamente remozado.

El obispo D. Juan Antonio del Val ofició la misa, con el párroco Renero y treinta sacerdotes. A la ceremonia asistió el benefactor D. Emilio Botín (padre del actual presidente del Banco Santander) y su mujer Dª Ana García de los Ríos, así como el arquitecto Chueca y Paloma O'Shea.

Para tan importante ocasión, la Fundación Botín decidió que la solemne misa fuese cantada por el Coro de Cámara "A Cappella" de Santander dirigido por Manuel Galán y el acompañamiento al órgano de Javier Blanco que interpretaron la Misa Alemana de Franz Schubert.



EL TEMPLO ARISTOCRÁTICO

Cuando comienzan las obras de Santa Lucia, las únicas casas vecinas eran la casa de Botín y Regules (Casa de los Arcos) del año 1838. Las casas de Pedrueca donde vivían D. Marcelino Sanz de Sautuola y su hija María (descubridores de Altamira) actualmente es ocupada por la Fundación Botín y el Ateneo y la casa donde hoy está "La Conveniente". Alrededor, sólo huertas.

Mientras se culminaba la obra de la iglesia, iban apareciendo las primeras casas del muelle y la iglesia se iba rodeando de nuevas edificaciones de lujo para la alta burguesía, lo que hizo que durante años se señalara a esta iglesia como "el templo aristocrático". 
















1 comentario: